También conocida como "mash" en inglés.

Según la Real Academia Española: Mezcla de agua caliente y malta triturada, que se utiliza en el proceso de fabricación de la cerveza. Durante la maceración, toda la actividad enzimática se lleva a cabo dentro de la templa y juega una parte importante de lo que le dará el perfil final de la cerveza que se está elaborando.