Un estilo de cerveza es un grupo de cervezas que comparten varias peculiaridades como aroma, apariencia, sabor, sensación en boca, historia, y rangos de parámetros cuantitativos como densidad inicial y final, porcentaje de alcohol, unidades de amargor y color (SRM o EBC). 

Las dos asociaciones más importantes que describen los estilos de cerveza son:

  1. Beer Judge Certification Program - Son guías elaboradas por voluntarios para competencias amateur de cerveza. La ventaja de ellas es que son muy explícitas, pero su desventaja es que no se actualizan muy a menudo. 
  2. Brewers Association - Son guías elaboradas por profesionales para las competencias cerveceras más importantes del mundo, sin embargo son muy pobres en descripción. Esto puede ser bueno o malo. La ventaja de ellas es que se actualizan todos los años.

Puedes hacer click en las asociaciones de arriba para conocer los estilos más recientes según sus guías.

Las guías de estilos son sólo guías, por lo que no deben de tomarse como ley suprema. Existen algunas cerveza se clase mundial que se salen de lo que indican las guías. El chiste de salirse de las guías, es no hacerlo tan evidente o tan dramáticamente que pueda confundirse la cerveza con otro estilo. A fin y al cabo, los estilos existen para ayudar a los consumidores a tomar una decisión de compra. Si el cliente no recibe lo que espera, por lo general habrá una queja, y los cerveceros no queremos eso. 

Los estilos de cerveza cambian con el tiempo. El mejor ejemplo que se me ocurre es el caso de las Märzen, las cuales se fueron haciendo menos maltosas para que se consuman en mayores cantidades durante el Oktoberfest. Esto dio al nacimiento de las Festbier. Otro ejemplo es la IPA, la cual era elaborada con cantidades absurdas de lúpulo y un altísimo grado de alcohol, mucho más alto que las que se consideran ahora Double IPA. Estas IPA también eran añejadas en barrica para disminuir un poco su intensidad y para darle sabores ácidos. Estas eran un tipo de "stock ale" y ahora no lo son.